Publicado el Deja un comentario

Consejos para conservar la salud de tu perro en otoño

Consejos para conservar la salud de tu perro en otoño

¿Cómo cuidar la salud de tu perro en otoño? Sin duda, hablamos de una estación marcada por la vuelta a la rutina y los cambios bruscos de temperatura. Pasamos de estar todo el tiempo con nuestros peludos, de vacaciones, a volver al trabajo y dejarlos de nuevo solos en casa. 

Dejamos atrás un verano de caprichos, en el que tu peludo puede haber ganado unos kilos, y nos enfrentamos al otoño y… a los resfriados. Por eso, en esta época hemos de incorporar algunos cuidados en su rutina, para prevenir enfermedades y otros problemas.

¿Cómo hacer frente al cambio de pelaje?

En otoño, verás que tu perro empieza a perder pelo. Esto se debe a que se le cae el pelo del verano, algo más fino, y le crece un pelaje más grueso que le protegerá del frío cuando llegue.

Tú deberás ayudarle a hacer este cambio de forma adecuada, y esto se traduce en cepillar su pelo cada día. Si la caída no es tan pronunciada, podrías reducir la frecuencia a 2-3 veces por semana. ¿Por qué es esto tan importante? Porque el cepillado es lo que hace que no se formen nudos y, por lo tanto, que la piel respire. Si no lo haces, es posible que tu peludo acabe experimentando problemas cutáneos como la caspa.

Vuelta al ejercicio y a los buenos hábitos

En verano, debido al calor, puede que tu peludo haya estado haciendo menos ejercicio. Y, como todos, tal vez ha comido un poco de más. No pasa nada por hacer algún extra de vez en cuando -y, lo sabemos, las vacaciones invitan a ello-, pero ¡ahora toca volver a la normalidad!

No queremos que tu peludo acabe teniendo sobrepeso, por lo que es hora de volver a aumentar la cantidad de ejercicio. Ahora que bajan las temperaturas, es una buena idea hacer paseos largos cuando salgas del trabajo. Además, así tu perro llevará mejor tu ausencia durante el día. Y, claro, toca volver a ajustar las cantidades de comida.

Atención a los parásitos, clave para conservar la salud de tu perro en otoño

Existe la creencia de que los parásitos son cosa del verano, pero ¡cuidado con confiarte demasiado! La humedad del otoño también propicia su aparición y el cambio climático, de hecho, ha provocado que la época de mayor incidencia se alargue.

Usar algún repelente te ayudará a prevenir problemas, pero también es aconsejable hacer una visita al veterinario. Sobre todo para hacer un test de leishmaniosis.

Una buena alimentación para un sistema inmunológico fuerte

El otoño, con sus cambios de temperatura, va directamente asociado a gripes y resfriados. Para nosotros, ¡pero también para tu peludo!

Por eso, una alimentación equilibrada es clave para mantener su sistema inmunológico fuerte y prevenir enfermedades. De hecho, una dieta BARF correctamente conformada servirá también para mejorar la calidad del pelaje de tu perro. 

Ya sabes que en Squeaky contamos con una gran variedad de menús y snacks. Nuestro consejo es que contemples todas las opciones para encontrar un equilibrio y que a tu peludo no le falte de nada. Si le encuentras cansado o débil, visita al veterinario para detectar posibles problemas e incluso para saber si debes reforzar algún aspecto de su dieta.

¿Sueles seguir estos consejos? Aplícalos y ¡cuida la salud de tu perro en otoño!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *